EL MUNDO ES UN CLICHÉ

cliche

  1. La cultura está muerta. Pero pones conciertos de Bach y películas de los ochenta en terrazas de verano a euro y la gente se pega tortas por acudir.
  2. Los jóvenes no quieren trabajar. Pero el 50% de mis editores tienen menos de treinta años. Uno de ellos, a cargo de una asociación cultural, lo mismo te monta una conferencia que una cata de cervezas artesanales. El otro, repartidor de pan: se levanta a las seis de la mañana todos los días y nunca ha perdido la sonrisa. Además dibuja, toca la guitarra y publica a Isabel García Mellado y Luis Felipe Comendador. Lo que haga falta por no tener que trabajar.
  3. La inmigración es el conflicto del siglo XXI en Europa, un problema que hay que resolver cuanto antes. Pero cuando la embarcación supera los veinte metros de eslora los recibimos con banderines y pompones de múltiples colores.
  4. Grecia es el piloto del Enola Gay para los mercados financieros de la Unión. Pero una empresa alemana acaba de agenciarse catorce aeropuertos griegos. Parece que hay negocio tras el rescate y la huida de Tsipras. O de cómo cambia la historia según la Sherezade que te toque.
  5. Las energías renovables son el Futuro. Por ello ciertos Gobiernos se enconan en dejarlos siempre como un proyecto y no como una realidad del presente.
  6. El 11S cambió el mundo y la forma de entender la vida de muchas personas. Bueno, de algunas más que de otras, porque el 24 de julio de 2001, Larry Silverstein firmaba un acuerdo por el que se agenciaba ser el arrendatario de todo el World Trade Center, con lo que se aseguraba ser el encargado de su remodelación o reconstrucción (en el hipotético caso de que fuera preciso). Ese día, el del 11S, este ejemplo de patriota que desayunaba casi a diario en la planta 107 de la Torre Norte acudió al dermatólogo “por consejo de su mujer”. Y años más tarde, la aseguradora le otorgó más de 4.500 millones de dólares porque no había manera posible de restaurar nada de la Zona Cero.
  7. En cualquier terruño, el empresario con más poder es el más patriota y, paradójicamente, el primero en amenazar con llevarse las fábricas a otro sitio en cuanto le aprietan las tuercas.
  8. Siguiendo estos patrones, en España está el cliché de la doble legislatura. La tuvo Suárez. La tuvo González. Por supuesto, Aznar y Zapatero también la disfrutaron. Así pues, no se hagan ilusiones, puesto que la ecuación es bastante facilona. El que prueba, repite. Gracias al electorado nacional.

keep-calm-and-drop-the-clichesCliché

Aunque, por si acaso, ya han visto variados ejemplos que hacen trizas los clichés. Lo recuerdo porque asoma ya septiembre por la esquina y el regreso de las vacaciones será durísimo. Por fortuna, hay desalmados que fastidian las estadísticas y nos dan esperanzas a todos para un mañana con más luz.

P.D. Como se puede observar, hubo un lamentable error de edición en el título, que echó por tierra buena parte del significado. Las vacaciones, otro cliché.

EL MUNDO ES UN CLICHÉ 001RUA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s