OJALÁ

nino_lleida-365xXx80

Me encontraba el jueves en un lugar que me avergüenza confesar, así que no diré mucho más, excepto que rima con Atanasio. Allí solo hay dos posibilidades de ocio: o escuchas música de corcho o lees los subtítulos del encantador espacio de la Montero. En él, los tertulianos, vaya a saber usted por qué, se consideran salvadores de la patria y creen que cada una de sus palabras está haciéndole un favor a la sociedad. Digo yo, porque, si no, no se explica esa verborrea que hace que la abuela de “Cuéntame cómo pasó” parezca Dolores Ibárruri al lado de ellos.

En una de las noticias que se trataron, que me dejaron el corazón como un colador después de haber exprimido tres quilos de naranjas, se ofrecían a quitarle la ciudadanía a unos supuestos menores de edad que han grabado a otro menor haciendo escalada por una pasarela peatonal de Lérida (¿o era Lleida? Ahora mismo no recuerdo de cuál de las dos ciudades se hablaba).

Los tertulianos estaban indignados con la actitud de los improvisados reporteros, que documentaban entre risas y jaleos el momento que ellos debatían. Les exasperaba que uno de ellos dijera eso que tanto estupor y tanto indecoro les había creado. “¡Ojalá se caiga!”, exclamaba uno de los chicos y esto conmocionó a los que adoctrinan desde un plató de televisión. Se mesaban las palabras con exclamaciones acaloradas sobre qué tipo de juventud estamos creando y payasadas del estilo. La hipocresía del nuevo periodismo, que no conoce cotas y que cada mañana bate récords mundiales de “barriobajerismo”. ¿Cómo era posible que pidieran su desgracia esos energúmenos sin recibir ningún castigo ejemplar?

Un-ninos-cruza-un-arco-por-enc_54425162824_53699622600_601_341

Estaba claro como cielo de mayo que esas palabras no eran por un deseo expreso de que al chico intrépido, osado y descerebrado le aconteciera nada malo. No. La explicación es más básica. Con la caída, el documento visual subía su cotización estratosféricamente. Simple y llanamente, dinero. Euros que pondrían de su bolsillo las diferentes televisiones por difundirlo. Dinero que los tertulianos aceptan encantados por deformarlo todo y sentenciar como si fueran jueces de lo ordinario.

Seamos sinceros: todos sabemos lo que se habría revalorizado ese video con una caída trágica del chaval a modo de sentencia de la moraleja. Como se revalorizó el del aficionado que registró la ejecución yihadista del policía francés y que, misteriosamente, se reprodujo en nuestro país hasta la saciedad, siendo pixelado en raras ocasiones y sin crear ninguna controversia ética.

Les contaré un secreto: esas imágenes no se han visto en Francia. Ahora contéstenme a esta pregunta: ¿Quiénes son más hipócritas: los chicos que graban el video del otro cruzando la pasarela y deseando la desgracia ajena o nuestros periodistas televisivos?

OJALA 001rua

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s