DE MAYOR QUIERO SER CANALLA

cash

© JIM MARSHALL

He visto cosas que no os imaginaríais en un país con una democracia real. Cosas que a un islandés, a un danés o a un japonés le obligarían a arrancarse los ojos y lanzarlos con estrépito por un acantilado. Cosas que avergonzarían al mismísimo Darth Vader.

He visto a Diego Torres de portada del “Vanity Fair” como si fuera el protagonista de una secuela de “Armas de mujer” o “Wall Street”. Chuleándose. Pavoneándose. Con expresión de “mirad que canalla que soy y lo mucho que me parezco a Buenafuente con esta pose”. Abriendo las alas del ventilador y repartiendo inmundicias para cualquiera que se haya cruzado por su vida. Me lo imagino firmando el jugoso contrato por ser el protagonista de este mes y riéndose por dentro, pensando “estos idiotas me pagan un pastizal por habérmelo llevado crudo y me tratan como a una estrella”.

206696-944-1259

He visto a un exconvicto reunir treinta y tantos millones de las antiguas pesetas en menos tiempo del que un ser normal tarda en decir “Zaragoza” con un polvorón de las navidades pasadas en la boca, horas después de que su abogado lo abandonara por falta de confianza y hubiera dado una entrevista en exclusiva a un diario nacional.

He visto políticos ciegos de mayoría absoluta presionando a jueces, como si fuera un escrache con cacerolas y cucharas soperas, pero sin multas de por medio ni amenaza de multa millonaria. Atosigándolos hasta forzarles la renuncia o la salida para que su castillo de mentiras no se viniera abajo. Obligándoles a retrasar juicios hasta después de unas elecciones para que el electorado duerma plácidamente en la cuna del aumento de empleo de calidad.

prensa+canalla

He visto alcaldes que no llevaban ni media hora de dimisión de su cargo en los mejores platós de televisión explicando el desconsuelo que supone que seas inocente y todo el mundo piense que eres culpable, afirmando que por el bien de España estarían encantados de entrar al primer reality que se le ponga por delante, porque una cosa es España y otra E$PAÑA.

Pedimos la cadena perpetua para los “mediopelo” sin suerte ni padrinos, y nosotros nos quedamos con las portadas. Modificamos las leyes para que un ciclista despistado que se meta en un coto de caza mal señalizado se convierta en delincuente. Nos sacamos de la manga una ley de seguridad vial para que las aseguradoras se forren en los atropellos a peatones.

Así que de mayor quiero ser canalla, portada de revista, que la obra más emblemática de mi bibliografía sea aquella en la que conté mis dolorosas seis semanas en la cárcel a pensión completa y con mimitos. Y sentir las miradas de envidia de los demás por no estar en mi pellejo. Y poder hacer peinetas desde Suiza y que me aplaudan por ello. ¡Oh, cómo estoy deseando que vean lo bien que me salen las peinetas!

DEMAYORQUIEROSERCANALLA 001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s