CONSULTAR POR CONSULTAR

Papeleta-para-la-votacion-de-l_54416386841_54028874188_960_639

El domingo en casa hicimos dos consultas. La primera, sobre qué futuro les deparará a los catalanes que visiten nuestro hogar. Es decir, si los trataremos como iguales o como seres extranjeros venidos de otro mundo.

Quedaban muchas cuestiones por dilucidar a posteriori. Por ejemplo, qué tipo de comisiones les cobraríamos cuando quisieran cambiar moneda o cuál sería el idioma oficial que habría que utilizar delante de ellos, para que no se sientan incómodos. Optamos por un 4% en el aspecto de las comisiones por la cosa de generalizar, y en hablar en francés entre nosotros cuando compartamos tiempo libre con nuestros visitantes. Imaginamos que si ellos nos ven como ciudadanos de segunda, qué no pensarán de los portugueses. Así pues, el primer idioma que se cayó de la votación fue el portugués. Hubo algo de consternación ante la decisión. Fue un tanto embarazoso porque en casa somos unos apasionados de la cultura lusa y nos da muy buen rollo cruzar el puente José Saramago.

header_9n

En una caja de zapatos abrimos una ranura y deslizamos nuestros votos con emoción contenida, ante la atenta mirada de nuestros móviles, que registraban con precisión de cirujano momento tan decisivo. La reproducción de la papeleta la sacamos de internet, y después tiramos unas cuantas copias para hacerlas tangibles, por si venía algún vecino a votar. Mis vecinos habían sido invitados a las urnas, ya que surgió el problema, al redactar el hipotético estatuto, de cómo habríamos de comportarnos cuando compartiéramos la piscina comunitaria. La abstención por su parte fue del 100%. Suponemos que mis vecinos seguirán hablando castellano, haya visitas catalanoparlantes, francosuizas o del revisor de las calderas.

keep-calm-and-vota-9n-sí-sí

El resultado ya lo habrán sospechado: hubo unanimidad en casa a la hora de usar el actual latín vulgar como idioma preponderante cuando tengamos visitas de ese nuevo mundo que está surgiendo a la sombra de la órbita “Voyager Mas-Junqueras”. Lo hemos documentado todo, porque no queremos suspicacias ni malentendidos. Como nuestra consulta, a efectos legales, va a valer lo mismo que la suya, cuando nos visiten españoles de Cataluña les hablaremos en un castellano educado y respetuoso. La solución “hablarles a través de un plasma” ha quedado completamente descartada, por antisocial. Como sospechamos que no volverán más ante nuestra indiferencia sociocultural, tenemos todo archivado, muestra de nuestra buena voluntad.

Se preguntarán por la segunda consulta. Se trataba de solventar la papeleta de quién se encargaba de tirar la basura esta semana. Empate técnico. Un voto a mi favor y otro en mi contra. Como supondrán, soy yo el que está bajándola.

Al final, ambas consultas domésticas valieron lo mismo. Y esta es mi reflexión sobre nuestro 9N.

CONSULTAR POR CONSULTAR 001RUA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s