SOLO OTRA PROMESA INCUMPLIDA

foto-109-b

Me decía un antiguo militante de la primera Alianza Popular que esta semana tenía que hablar de Rajoy. Obviamente, tenía que hablar mal. Por lo que le ha hecho a Gallardón y tal. Por la unánime patada en el culo que le han propinado tanto los próceres del partido como el resto del gobierno. Es que Gary Cooper en Solo ante el peligro parecía David Guetta en una rave al lado de cómo dejaron los populares a su ex ministro en las últimas horas. En Génova, la rueda de prensa de Alberto la patrocinaba Veuve Clicquot.

Lo que parece un calentón de última hora ya venía de viejo. Desde antes incluso de la mítica ascensión del innombrable “Voldemort” Iglesias. Lo pronosticaba ya Javier Marías semanas antes de aquellas elecciones: todo lo del anteproyecto de la ley del aborto era un camelo de los gobernantes para que hicieran piña los votantes menos progresistas y volvieran a tener mayoría en unas elecciones tan complicadas. Que aquello era una estratagema y una engañifa para obtener réditos y poco más. Para tener a ciertas comunidades pro-vida contentas. Sabían que, con todas las reformas y todas las revueltas, habían perdido bastante crédito desde su mayoría absoluta y presentar en sociedad como candidato a Arias Cañete era hacerles comer a los nuevos electores mondongo en ayunas. Así que tiraron de la vieja escuela entonces para asegurarse la victoria. Ya habría tiempo de recular, una vez cogida la sartén por el mango.

Y como a estos nuevos gobernantes les importa un comino su electorado y se pasan por el arco del triunfo (nunca mejor dicho) las promesas electorales, pues todo ha venido rodado. Si podían quitarse de en medio a uno de los ministros menos valorados para el próximo curso, miel sobre hojuelas. Lo mires como lo mires, la ley del aborto, tal y como la explicaban, era un retroceso e iba a restarles votos. En los negocios, como en la guerra, que se dice. Pues eso mismo.

slide_370422_4272594_free

¿Qué les preocupa a ellos que la vieja militancia esté mosqueada ahora y le escriban cartas al director amenazándoles con sustraerles el voto? Nada. Porque ellos no creen ni en sus propios votantes. No están ahí por creencias. Solo por poder. Por Poder con mayúsculas. Y por amasar fortunas. Porque el sobre pese cada semana más. Y punto. Bueno, no. Y punto seguido. Por el camino se allanan el terreno para un puestazo en la empresa privada. Ellos mejor que nadie saben del futuro incierto que dejarán en este país cuando se vayan. Saben que después de su desolación sólo habrá una máxima: Sálvese quien pueda. Si para ello hay que traicionar a todo el mundo, se hace. No hay más que hablar.

Pero tampoco es para tanto, ¿verdad? Al fin y al cabo, solo se trata de otra promesa electoral incumplida. Otra más de tantas. ¿O no? ¿O esta va a ser diferente?

SOLO OTRA PROMESA INCUMPLIDA 001rua

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s