UNA MANO NEGRA SIEMPRE LLEGA A TIEMPO

carla-bruni-nicolas-sarkozy_1770339-240© Agencia Reuters.

No sé qué es más extraño en estas fechas: estar en la piel de Sarkozy o en la de un socialista español. Me compadezco un tanto de las dos figuras. Están pasando por un trauma difícil de tragar.

Sarkozy no me hizo caso horas antes de salir del Elíseo cuando le dejé un mensaje en twitter para convencerlo de que se nacionalizara español. Aquí no tendría problemas de ninguna índole. Se le haría una ley exprés de esas que están tan de moda en nuestro congreso y aforamiento al canto. ¿Quién iba decirle que no a todo un ex presidente francés? No somos republicanos, está claro, pero la oportunidad de tener a Carla Bruni cantándonos y de favorecernos del pensamiento neoliberal del pequeño Nicolás la pintaban calva. Aquí hubiera hecho piña con una nómina de Miguel Ángeles del escapismo de sus responsabilidades que puede empezar por cualquier familiar o amigo de Bárcenas y terminar por el alcalde de Brunete. Cada uno le hubiera dado buenos consejos para salirse con la suya.

logo-nuevo-socialista

De todas formas, le auguro un futuro prometedor. Va por el buen camino el incomprendido Sarkozy. De momento ha sacado a relucir el tema recurrente de la mano negra en la entrevista que le ha concedido su íntimo amigo y fiel vasallo. El tema de la mano negra en política o en deportes es como el tema del viaje en la narrativa europea del siglo XX: más repetido que “Aquí no hay quien viva. Magdalena Álvarez: mano negra. Luis Suarez: mano negra. Iker Casillas y Diego López: mano negra. Nicolas Sarkozy: mano negra. Inmigrantes que saltan la valla: ilegal (perdón, que me salgo del tiesto y me voy por los cerros de Úbeda).

Pero si bien es cierto que ser Sarkozy esta semana es duro, ser socialista es aún peor. No hay punto de comparación. El ex de Francia todavía tiene el beneficio de la duda y duerme al lado de la Bruni, pero los socialistas…No sólo han tenido que ver cómo la Álvarez sale de rositas de su cargo y se lleva una indemnización que parece la de Mourinho o como Rubalcaba dejaba su escaño para regresar a la Universidad (lo siento por sus futuros alumnos) entre un aplauso unánime de toda la derecha, gracias a los servicios prestados al afianzamiento de la democracia en las últimas semanas. Por si fuera poco, Susana Díaz se queda a verlas venir, a esperar en su despacho cómo se la pegan los suyos para ir más triunfante a la calle Ferraz. Y los candidatos, con menos oportunidades que presentándose a un casting de conductor de “Saber y Ganar”.

Eurovision Song Contest 2014

Para rematar, el cambio de look de Elena Valenciano, recién estrenada eurodiputada, de flamante sonrisa y de palabras de compromiso con los más necesitados de la Unión. Es que, los pobres, ni elegir peluquería saben ya estos socialistas. Eso sí que es una mano negra. Si hasta Conchita Wurst va mejor.

UNA MANO NEGRA SIEMPRE LLEGA A TIEMPO 001RUA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s