DEFENSA DEL CINE ESPAÑOL

cartel españolas

Que en este país la cultura importa un bledo es algo que conocemos muy bien quienes nos molestamos un poco en difundirla, con mayor o menor acierto. Que a este gobierno actual se le ve el plumero y la decisión escrita en toda la frente de acabar de una vez por todas con la cultura por el simple gesto de satisfacer su inmensa egolatría (la que, a ratos, recuerda al reconocido cuadro de GoyaSaturno devorando a un hijo”) es algo, también, que pocos pondrán hoy en duda.

Lo hacen desde varios frentes, propinando estocadas contra aquellos que, en su día, les plantaron cara y gritaron desde el foro un claro “no” a la guerra, los que le dieron la espalda a su último presidente. Presidente que terminó pagando un precio muy alto,  ausentándolos de la poltrona del poder (que ellos piensan que es suya por derecho propio) durante unos años, que se han llegado a calificar como los peores de la democracia.

cine-espanol

Como, además de ineptos para la cosa de la gobernación, son rencorosos, no van a permitir que esos oportunistas del ditirambo que son los cineastas se vayan de rositas y llenan la palestra de descarados datos falsos. Feliz salida del tiesto que será prodigada por sus medios acólitos y grandilocuentes. Dice ahora Montoro, Ministro de la Austeridad, que el cine español es deficitario en calidad y que esa y no otra es la principal causa de que estén perdiendo clientes de las salas a marcha forzada.

Montoro – a ver si damos ya con la tecla y descubrimos qué le debe el mundo a este señor para entregárselo de inmediato y así nos pueda dejar en paz durante una temporadita – insiste: su fracaso no es tanto por migajillas como la de la subida del IVA o los recortes a las subvenciones, sino a que en España nada más que se cuecen pestiños en los improvisados escenarios. Películas de ínfima calidad, impropias de los tiempos que corren y para nada comparables a aquellas obras maestras nacionales que se nos han repetido hasta el hartazgo en el siempre lírico y hondo “Cine de barrio”.

cin-esp

Parece que el hecho de que Pedro Almodóvar tenga dos óscars y una ruta turística en Madrid y otra en la Mancha no es síntoma de éxito o calidad. Que Santiago Segura no sabe lo que quiere el gran público de por aquí. Que Bayona no ha hecho lo imposible por él. Que Amenábar es un mindundi que a lo máximo que puede aspirar es a superproducciones en Hollywood. Que Julio Medem no sabe contar historias ni elegir a sus actrices. Que Isabel Coixet rueda con Sir Ben Kingsley porque le ha tocado en una rifa. Que Rodrigo Cortés se encuentra las ideas enterradas en un sótano. Que Benito Zambrano no destila poesía.

A lo mejor todo se debe exclusivamente a esto: para qué necesitamos evadirnos con el cine, en general, cuando con ellos tenemos circo todos los días.

DEFENSA DEL CINE ESPAÑOL 001RUA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s