CANTEMOS LAS BIENAVENTURANZAS

A365-migracionespañoles01copyright: Agencia EFE

Madre mía cómo se ha puesto el tema del medallero en cuanto han salido las cifras del paro del mes de mayo y la caída del desempleo. Que iban a ser morrocotonudas estaba más cantado que la muerte de Santiago Nasar en la Crónica de Gabo, porque Rajoy – esta vez sin pantalla de plasma mediante – bien que se apresuró a ponerse la suya, incluso antes de que nadie le preguntara por ellas.

marina-del-corral

Noticia buena es, indudablemente, pero tampoco como para salir de verbena. Más cuando hay novedades poco halagüeñas, que proponen un segundo semestre de 2013 y un primer trimestre de 2014 guisados con tinta de calamar. Porque, sin ir más lejos, si hace poco supimos que en Elvas hay más de 500 niños que van a comer a los colegios porque sus padres no pueden darles más de una comida diaria, esta semana nos hemos enterado de que en Andalucía ocurre tanto de lo mismo, y que aquí las cifras se disparan hasta 11.000 infantes. 11.000 niños a los que deformamos no sólo intelectualmente, sino también negándoles recursos a sus padres para que le propinen un buen chusco de pan en toda la boca. Once mil, insisto, porque al lado de las 98.265 esperanzas – según medios -, 11.000 menores con una sola comida al día en una sola comunidad autonómica hace temblar cualquier cimiento de las vergüenzas, aunque está demostrado que por estas fronteras el caradura es una carrera con mucho futuro.

epoca1386copyright: Revista Época

Ya que estamos drapeando el estandarte de las bonanzas de la reforma laboral (solo catorce meses en hacer efecto), a esta caída del desempleo por tercer mes consecutivo hay que restarle el número de jóvenes que se han borrado del mapa y han salido escopetados al extranjero por la cosa de poder contarles a sus nietos qué sensación era esa de tener un primer empleo. Porque este grupo pútrido, mutilador de estadísticas y agorero, también estaba en el saco de los desempleados y, una vez exterminados, pasan a engrosar la cifra de las bienaventuranzas.

vente-a-alemania-pepe

A este grupo de jóvenes, del que un día diremos envidiosamente que antepusieron su bienestar al de España, habría que preguntarles por qué prefieren huir despavoridos que luchar, abandonar antes de comenzar, cuando lo razonable sería presionar a los regidores para que la sangría de derechos pare. Pero es probable que no queramos escuchar su presumible y razonable respuesta: que, hagamos lo que hagamos, gritemos en las plazas o nos quedemos mudos en las calles, venzamos o perdamos, a lo máximo que aspirará a partir de ahora un trabajador nacional será a 800 míseros euros líquidos mensuales y prorrateados. Y que para eso no hace falta pegarse de tortas, sino un cambio de mentalidad. Ah, y también ayudaría una verdadera reforma educativa, donde robarle y mentirle al pueblo no estuviera entre los diez mandamientos.

CANTEMOS LAS BIENAVENTURANZAS 001RUAb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s