MOLESTIAS DEL DOMINÓ

Domino

Nos la liamos con papel de fumar. Nada hemos aprendido de los últimos batacazos. Y en cuanto nos dejan un huequito para asomar la cabeza, sacamos el Forrest Gump que llevamos dentro. Nos da lo mismo que estemos en pleno desalojo de la intelectualidad, en pleno desahucio de las ideas, en pleno estancamiento de lo que huela a regeneración. Es dejarles más cachito de púlpito a los manirrotos y sacan a relucir el cartapacio de sus derechos. Ahora a los de Mojácar les molesta el estrépito que causan los golpes de las fichas del dominó en las terrazas de los bares. Y demuestran su disgusto denunciando, para que haya un bando que dé al traste con semejante barbarie.

Vale que haya algunos más burros que arado del micénico y que, incluso, se levanten de la silla para tomar impulso porque han conseguido colocar in extremis la blanca doble y con ello cierran el juego, pero se me ocurren docenas de ruidos en cualquier localidad que pueden triplicar en decibelios el estruendo de una ficha impactando en el mármol de las mesas de la taberna. ¡Pero si hay gente a la que se le escucha estornudar desde la otra punta del barrio!

bigas-luna_la-fiesta-de-las-imc3a1genes

Uno no tiene bastante esta semana con lo de Bigas Luna, la Thatcher y José Luis Sampedro (que se han ido en hilera, como si ahora la muerte también se adquiriese por ristras) como para toparse con tamaña estupidez, que dan ganas de salir escopetado hasta Mojácar a repartir varazos.

Y no es que me apene la pérdida del cineasta o la británica ferruginosa. Lo que molesta es que ya no podré meterme con ellos públicamente, que te juegas el sarcasmo en un abrir y cerrar de ojos, tal y como está el patio de la susceptibilidad, que tiras un alfiler y hieras a hordas enteras de susceptibles. Pero eso de tener que leer que uno ha reinventado el cine español, elevando la sensualidad a arte escénico y que la otra ha revolucionado la política europea me parece excesivo y fraudulento, como de fuego artificial gratuito. Habrá quien se lo crea, no digo yo que no, pero a mí se me queda el careto como el del genio de la lámpara en la de Disney.

La-sonrisa-etrusca-BOLSILLO

Por respeto a José Luis Sampedro no haré más leña del árbol caído. A él, algo tarde, como todos los agradecimientos sinceros y ciertos, le doy las gracias por haberme enseñado a llorar con la literatura y por corroborarme lo que intuía desde chiquito: que no hay magia mayor que la de un abuelo y su nieto marchando hacia un atardecer infinito, cogidos de la mano.

Y a los que les moleste que los demás se distraigan en la siesta jugando al dominó les recomiendo que vayan echando leches a mirárselo al médico de cabecera. Que puede que lo suyo sea genético o hereditario, como la tontuna.

O que se pongan a leer a Sampedro, que a lo mejor no es tarde para redimirse.

MOLESTIAS DEL DOMINO 001RUA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s