UNA PETICIÓN DE LA MUERTE

Esquema_Estrella_de_la_Muerte_II

El mundo está tan hortera que por mucho que nos dé aprensión una estupidez, se encuentra otra más ignominiosa con solo pasar de página, bajar un poco el puntero del ratón o cambiar el canal. Aún no salimos del pasmo del nombre de marras del hijo de la colombiana de caderas vertiginosas cuando nos topamos con algo que nos petrifica aún más si cabe. Recientemente me topé con una que sobrepasa todos los límites que tenía impuestos a los norteamericanos, a la hora de considerarlos unos mentecatos de tomo y muy señor lomo, salvando honrosas excepciones. Bob Dylan y cuatro más.

darth

Resulta que la Casa Blanca no tuvo otra feliz idea que ir por ahí proclamando que tomarían a consideración todas aquellas propuestas que les llegaran, siempre que éstas tuvieran, al menos, 25.000 firmas. Ya saben, lo de parecer que trabajan para el pueblo y todas esas monsergas para quedarse con la conciencia tranquila. Ellos: tú pide por esa boquita que yo mientras hago y deshago al antojo de los grandes holdings y les voy vendiendo armas hasta a los que tienen artrosis en las manos y no pueden apretar un gatillo.

Y entonces van 34000 graciosillos de clase y reclaman que su gobierno realice una réplica de la archiconocida estación espacial Estrella de la Muerte. Exacto, sí. La de la Guerra de las Galaxias. Y en vez de cogerlos a todos y llevarlos a Guantánamo por soltar tales paparruchadas y por papanatas, van los de la Casa Blanca y les dan explicaciones a sus infantes de por qué no puede ser lo de hacer una réplica del arma más mortífera que jamás mente diabólica surgida de la ficción imaginar hubiera podido. Capaz de destruir planetas, tal y como los norteamericanos destruyen la paciencia de los demás diariamente.

2012_2_20_PHOTO-cc24755add76be0d446712ae0d88caed-1329726875-92

La respuesta no se ha dejado esperar. El portavoz dice que se trabaja para reducir y no para ampliar déficit. Buena manera de empezar, con tacto, suave, poniéndose un poco de látex en el dedo índice. Para calmar a la chiquillería, afirman que el gasto se elevaría a 40000 millones de dólares y que tampoco es buena idea construir un cacharro de tales dimensiones para asegurar la supremacía militar. Mortífero a más no poder, sí, pero fue destruido por un solo hombre, al fin y al cabo. Ante tal contundencia explicativa, los demandantes firmantes se han convertido a la doctrina de los Reyes Magos.

La-Estrella-de-la-Muerte-en-un_54361839771_51351706917_600_226

Es agridulce esta sensación, la de que no sólo en nuestro país tenemos los políticos que nos merecemos. La especial forma de gobernar de los mandatarios se está propagando cual virus. Hasta en Japón salen diciendo barbaridades del calibre 183. Asusta.

Pero, bueno, a ver. Teniendo en cuenta que nos dan la oportunidad de ayudar a salvar el país y salimos con tales chuminadas, no me extraña que la cosa se haya salido tanto de madre.

una peticion de la muerte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s