LA RAYA ES UNA LÍNEA EN EL MAPA

la-raya

Cuando llegué a Badajoz, una de las cosas que más me llamaban la atención eran las gruesas palabras que se les dedicaban a nuestros vecinos, si se les ocurría cruzar la frontera para venir a consumir a Extremadura. Quedaba espantado cada vez que escuchaba: lo único bueno es el dinero que se dejan. Yo replicaba: entonces, a mí me veréis también como un forastero, máxime cuando vengo de más lejos que ellos. No, hombre, no, me decían. A ti se te entiende, aunque hables muy bajito.

Aseguraba entonces que la mejor alternativa de futuro que tenía una provincia como la de Badajoz, lejos de los oídos de todos, era la de apoyar una mancomunidad con esos lugares limítrofes. Que ese era el espejo en el que debían mirarse los pacenses y no en el de los madrileños. La capital está casi al doble que Lisboa, y a encanto no le vence, por muchos VIP’S que los de Doña Botella tengan. Se quedaban mirándome como a lagartija: ¿qué quieres que hagamos con esos muertos de hambre, si lo único que tienen son toallas y paños?

Entonces vivíamos en la bonanza, ¿recuerdan? Íbamos al Cristo dos o tres veces al mes, qué bonito era todo porque se hablaba en castúo y nos entendían, pagábamos más barato y no nos preocupaba el precio del carburante.

tierrasinlimites_elvas-25

Ha pasado el tiempo. La crisis evoluciona. Nos ha demostrado que ni los portugueses eran tan pobres ni nosotros tan ricos. La Península se ha transformado en el laboratorio de Europa, donde se alean fórmulas alquimistas que serán las reformas y el pan nuestro de cada día del continente del mañana. Pero seguimos sin tenderles la mano, aún preocupados por lo que pasa en Madrid. Floriano y Monago se codean con la cúspide popular y se hacen los machotes, esperando un AVE que hace mucho dejó de ser viable y otras tantas cosas que en ningún lado preocupan. Y así, cuando a Elvas nombran Patrimonio de la Humanidad miramos incrédulos y algo celosillos, aun cuando por oferta hotelera es más que probable que salgamos beneficiados de tal honor.

Hoy hablamos de la decadencia de ciertos pueblos de La Raya, de un territorio que también es nuestro, y achacamos la culpa a la dejadez del gobierno luso. Apuntamos para otro lado, como si no fuera con nosotros, aún cuando les encasquetamos los centros comerciales bien cerca, y así no tengan ni que entrar a la ciudad. Dejamos bien manifiesto qué nos interesa de ellos, por más que nuestras escuelas de idiomas se colapsen de curiosos de la maravillosa lengua de Pessoa.

THE SECRET EYE_477Bcopyright: Ángel Gómez Espada

Forte da Nossa Senhora da Graça. Elvas, Alentejo, Portugal

Quizás sea el momento de tender puentes reales, ahora que La Raya no es más que una línea en un mapa. Ahora que esa frontera nos hermana en vez de distanciarnos. Al igual que nos hermanan el IVA, los políticos desafortunados, los banqueros corruptos y, dentro de poco, las presiones de la Troika.

 LA RAYA 001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s