MI MENSAJE NAVIDEÑO

url

Si ustedes están leyendo esto, querrá decir que hemos sobrevivido al enésimo intento de Golpe de Estado del Apocalipsis a la supremacía del ente humano. Y también – el yin y el yang, una de cal y otra de arena, etcétera – que su interés por la lotería se ha desvanecido. Como mucho el reintegro. Y habrá llegado aquí en busca de aventuras, que le hagan olvidar ese regusto que se le ha quedado en el estómago.

alexdominguezgordo2--647x231copyright: Álex Domínguez / La Verdad

Si su desánimo se encuentra entre los segundos, pase mejor a la sabia hilaridad de mi muy apreciada Rosa Belmonte, porque aquí no estamos para chistes. La broma macabra del cuento de los mayas se ha pasado de castaño oscuro. Una cosa es que podamos bromear con lo de si hubiera acabado el mundo ayer, quedaría para los anales Mourinho como el último entrenador del Real Madrid, Rafael Carpena como la voz de España o Titanic y El retorno del rey como las películas con más Óscar de la historia; y otra muy distinta es que esta semana estuvieran con el tole-tole en todos los medios de comunicación. Cansa tanta estupidez colectiva solo por rellenar hueco.

La prueba definitiva de que nadie (salvo deshonrosas excepciones, por más que la NASA saliera a explicar lo evidente) creyó a los mayas es que no se hizo una campaña de marketing como mandan los cánones. Si las grandes y medianas empresas hubieran sospechado la más mínima posibilidad de no poder seguir chupando del bote de los papanatas habrían subido los precios de sus productos en un 1500% lo mínimo. Teléfonos inteligentes, tabletas, consolas y demás se hubieran revalorizado y la gente se mataría por adquirir el último antes del gran cambio. Se hubiera hecho caja, máxime en estas fechas. Tal y como está pasando en las zonas en las que sí atisban un nuevo comienzo. Dicen que el 20% de China cree que esto se acabó ayer y hay que sacar tajada. Los primeros, las sectas, que prometen cocinarte como menú del día un “final feliz”.

g2112.d1cab836733c3a8dffac0d5e60a559e9

El negocio no entiende de horarios ni de fecha en el calendario. No se ha terminado todavía de cubrir con tierra los cuerpos de los niños de Newtown, no se han secado las lágrimas, y ya están proclamando las estadísticas de la subida de ventas de armas ante el temor de un tirón de orejas por parte de Obama. Que es como decir que nadie ha entendido la lección. Y esta Navidad habrá decenas de miles de personas haciendo plegarias por las inocentes almas con una pistola en su bolsillo o un rifle en la espalda que asustaría al mismísimo John Rambo.

3822

Al final, la moraleja de los mayas era que ayer terminaba una era y hoy comenzaba otra. Mucho me temo que eso les habrá pasado solamente a los que hayan recibido el Gordo. Los demás seguiremos haciendo un poco más el imbécil por aquí o por las redes sociales.

Y poco más. Felices fiestas.

mi mensaje navideño 001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s