LO QUE NOS GUSTA UNA PROHIBICIÓN

 

No me gusta que a los toros te pongas la minifalda, dijo un día el gran Manolo Escobar, protagonista de muchas cosas en esta España tan sui generis que nos ha tocado vivir en los últimos dos o tres mil años. Pero, sobre todo, protagonista de uno de los anuncios castizos más soberbios y redondos de  los últimos quince años, que en su día dirigiera Isabel Coixet: aquel de las páginas amarillas en el que encontraba el carro después de tantos años de búsqueda poco fructífera.

A los catalanes que están en contra de los toros y de la fiesta nacional en general – ¿será por ese adjetivo sólo que están en contra o habrá alguna reprimenda extra que desconozco? – esta canción de antaño habrá de escocerles también. O eso imagino. Que un día sus hijas aparezcan con minifaldas – si es que continúan existiendo en unos años – y digan de irse a los toros de la mano de su maromo de esas fiestas.

Que les ha dado a todos por prohibir en este país, y es un no parar. En una democracia prohibimos lo que no nos gusta y nos quedamos tan panchos y alzamos la bandera de la tolerancia como el que más, tan apreciada la libertad del individuo, supuestamente, como la camiseta de la selección con la estrella del campeonato.

Qué obsesión, ya digo, la de los españoles por las prohibiciones.

Ahora releo una noticia por ahí perdida, entre los montones de prensa acumulados en nuestra mesita del salón, y gracias también a la labor de Luna Miguel, la jovencísima y muy gaviera poeta almeriense, que nos han prohibido ver porno con el sistema antiséptico de la tdt que lo único que hace es pasarse el día con los teletimos y destrozándonos las retinas con mensajes de analfabetos potenciales. Si a eso le sumamos la idea de algún ministerio de quitar los anuncios de contactos y citas en los diarios nacionales nos quedamos con un país soso de gente insulsa que prohíbe lo que no le agrada o lo que le ofende por cuestiones de cultura. O de una buena falta de infraestructura cultural, que yo creo viene más de esta segunda afección.

Te prohíben de niño leer a Blancanieves porque es ofensivo y te condena a ser un pelele subyugado por el machismo imperialista. Te prohíben de adolescente descubrir que el sexo es algo más que irse de putas y que las verdaderas películas de ciencia ficción no son las de Armageddon o El informe de la minoría, sino las de Nacho Vidal o Rocco Siffredi.

Pero ojalá que todo se quedara en eso, porque lo más duro viene a partir de ahí.

Te prohíben de adulto tener el derecho a un trabajo digno, a tener conciencia social, a tener una vivienda propia en menos de 20 años, a hablar con alguien de ideología contraria a la tuya, a cederle el asiento en el metro a una embarazada porque lleva un turbante, te prohíben viajar a un país por el simple hecho de decir que tienes la intención de asesinar a su presidente, te prohíben morirte por la seguridad social y por sanitas, por la cosa de las encuestas, te prohíben hablar español por la calle si estás en Reus o pedir asilo político al país de los sueños cuando ya no aguantas más.

Hay muchas cosas que no me gustan. Me limito a apartarlas de mi lado, lo mismo que hago con las judías verdes en un plato de potaje. Y si llegara algún día a una Presidencia no las prohibiría. Bueno, quizás, quizás, si me apuran un poco, me vería tentado a prohibir que la gente fuera a comprar a los grandes almacenes o a las representaciones teatrales en chándal. La verdad es que estaría tentado a prohibir eso.

Y el día del Juicio Final, eso también lo prohibiría, pero lo mismo viene Bruce Willis y me arrea un par de sopapos por quitarle la oportunidad de salvar al mundo por enésima vez.

p.d. Reciclado de mi columna en Días de Radio del 21 de julio de 2010.

Canción del día: Aerosmith, I don’t wanna miss a thing

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s