FACTURAS AL DOBLE O NADA

Como sigan apretando las clavijas en Cataluña de esa guisa van a ser ellos los emigrantes. El backstage se les está poniendo más negro que la mirada de Pep cuando le mientan a Mou. “Is not Spain”, pero en cuestiones de subir impuestos y sacarse tasas de la manga se parecen tanto que podríamos llamarles primos. Así, pernoctar en aquella maravillosa tierra con ánimo de turistear será más caro este año. Y reza por no coger un subidón de alergias primaverales o catarros, porque también le han dado al ON en lo de pagar un euro por cada receta farmacéutica dispensada por la sanidad, presuntamente pública. Vamos, que si antes ibas al médico y nada más sentarte ya había bajado la mirada y tomado el recetario, ahora te va a poner de medicamentos hasta las trancas. Hasta van a aparecer los de Callejeros a entrevistarte. “Pedazo de pedo llevas ahí, con tanta pirula”, te dirán sus reporteros en plan colega de fiestuki. Y a ver cómo explicas que es por culpa de las gramíneas.

El previsor ejecutivo extremeño – tanto el de ahora como el anterior – puso en su día cartas en el asunto, por si  les diera por regresar a estas tierras y engrosar las ya mórbidas listas de paro aquí presentes, con un colesterol tan elevado que no lo quitan ni 1500 Sánchez-Ocaña ordeñando vacas hasta que se les duerman los brazos. No hay preocupación por si les da por tomar el petate y coger el puente aéreo, probando las novedades de Helitt. Con la media de sueldo a ras de suelo y el IRPF por encima de la Torre Badajoz volar hacia acá para renovar ilusiones es más frustrante que asistir a un juicio contra Berlusconi.

Y por la Meseta Central tampoco se quedan mancos administrando. El Ministro que se parece a Aznar sin bigote ha reconocido que subirá la luz por lo de siempre: a) que se han visto obligados y b) que ellos no tienen la culpa. Ésta vez el culpable ha sido un sorprendente Tribunal Supremo, y sus discutidas decisiones. Hay que tener mucho arte para soltarla así y que encima te aplaudan públicamente. Eso lo dice uno de izquierdas y queda más soso que el Réquiem de Mozart en una rave party.

Y como esto es un país de cachondos, con catalanes o sin ellos, Madrid y Barcelona están a la gresca por el nuevo Karembeu: las Eurovegas, que viene con alharacas y manual de polvos mágicos. Con el agua al cuello y llorándole a los poderosos para endeudarnos aún más, pero proyectando Montañas de Ocio para Bolsillos Sin Futuro. Olé. Y olé (por lo visto, se dice también así en catalán).

Supongo que se baraja la idea de que nos dejen apostar las recetas, la factura del hotel, el recibo de la luz en el Doble o Nada. Entidades bancarias y Ministerios están estudiando la posibilidad de dejarnos apostar la dación en pago. Diosa Tique, ora pro nobis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s