38 CANCIONES PARA UNA DÉCADA: VII (14-10)

14.

Lived In Bars, Cat Power (from The Greatest, 2006).

No hay mejor forma de descubrir a la de Georgia (USA) que su séptimo disco, plagado de buenas maneras y excelentes canciones. De ella, destacamos ésta porque es una lista de canciones y por el giro de la canción, que le da ese toque tan personal, tan Cat Power. Y ese piano mundano y ese toque de decadencia nos ponen.

13.

Tiepido Aprile, Franco Battiato (from Il Vuoto, 2007).

Repito aquí lo que puse hace unos años en la otra Rua: una de esas canciones suyas, como Mesopotamia o Risveglio di Primavera, que podrían pasar desapercibidas en una primera pasada, pero que, lentamente, se van arrinconando en tu vida, se quedan en las estanterías para siempre y cuando las repasas en tu cabeza – como cuando pasas la mano por el lomo de un libro que te encumbró en su día y piensas, con súbita nostalgia, que has de releerlo – sabes que te hacen ser único.

p. d. Más lo que dijo José Daniel Espejo, al respecto de lo dicho en la Otra Rua.

12.

Lay Your Head Down, Keren Ann (from Keren Ann, 2007).

Vale, aquí dejo el tópico de que descubrimos la canción mucho antes del anuncio de unos grandes almacenes anunciando la llegada de una hermosa primavera o un tímido otoño (que ya no lo recuerdo). Y a pesar de la conexión con los grandes almacenes, la Keren ha sabido evolucionar hacia un punto que hoy pocas cantantes consiguen. Y su voz sensual, heredada de la mejor tradición francesa,  niña mimada de Monsieur Biolay, nos lleva a gastar dinero, digo, a las más altas cumbres.

p. d. Por si queréis vídeo oficial, pinchad [Recomendable para reconocerla].

11.

Astronaut, Amanda Palmer (from Who Killed Amanda Palmer?, 2008).

Una bofetada en los auriculares y un rechinar de tímpanos para una inteligente canción de una mujer cuyo primer disco es un reclamo para mantener los oídos atentos a sus posteriores ofertas culinarias. Nouvelle cuisine de gama alta, provocadora, reconstructiva, enérgica y de efectos secundarios tan contundentes como un buen cocido madrileño, no sé si me explico.

p. d. Para aprensivos de las versiones en directo, vídeo oficial aquí [Mucho más contundente].

10.

Maps, The Yeah Yeah Yeahs (from Fever to Tell, 2003).

Un inicio de canción tan cautivador que atrapa a los mismísimos reyes del cotarro, los Arcade Fire, que van por ahí dándole su toque en los conciertos. Pero, por mucho que se esfuercen, la contundencia de Karen O no la tendrá nunca Régine Chassagne, a pesar de lo bien que me cae, las cosas como son. Así como el morbillo a lo Lisbeth Salander. Y el ritmo que le imprimen y esa necesidad de abrazarte a sus cuatro minutos. Golpea, golpea, golpea fuerte. Y embauca. De haberla conocido antes, seguramente hubiera ganado más puestos.

p. d. Lo mismo: versión oficial, aquí; y acústica, más acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s