SHE WORKS HARD FOR THE MONEY [VERSIÓN IMPOSIBLE # 20]

Resulta difícil acercarse al complejo mundo de las versiones imposibles y no estar tentado de atentar contra él semanalmente. Hemos sabido, cortésmente, mantenernos al margen, aunque era evidente que, tarde o temprano, caería en las redes. Por no hacer demasiada leña del árbol caído, vamos a centrarnos en hechos tangibles y no en especulaciones barriobajeras del tipo video perpetrado de alguno de los Matamoros.

Por mucho que se empeñe el señor Antonio Manuel Álvarez, de nombre artístico Pitingo, en afirmar en ruedas de prensa que los gitanos y los negros se parecen mucho (si eso lo dice alguien de raza diferente y se extrapola la frasecita de marras se lía la de dios, pero bueno), por más que insista en que ambos pueblos han sufrido mucho y que por ello cantan con una verdad especial (como si Maria Callas o Luciano Pavarotti no cantaran con una verdad especial), es más que triste reconocer que el onubense ha encontrado una gallina de los huevos de oro en este país de descargas ilegales para llevarse un par de panes debajo del brazo y no la va a soltar por más estragos que vaya haciendo. Vale que cuando se mete en un estudio parece el caballo de Atila y canción que reinventa canción que deja de ser la misma para los restos, pero está por encima de todos los cadáveres que va dejando a su paso. Llamarlo cantante de soul es una frivolidad, denominarlo cantaor de flamenco resulta de una sospecha infinita. Lo que él hace está por encima del bien y del mal, sólo accesible a eso artistas que tienen un ego a prueba de fugas nucleares y que se defiende con un escudo que no permite pasar la radiactividad. Es el mismo estatus por el cual Raphael extrapola a Héroes del Silencio y nadie lo lleva a juicio.

El quejío en el que convierte el célebre éxito de Donna Summer (qué apropiado en este contexto lo de quejío) rompe moldes y abre una nueva etapa en el mundo de la trepanación arqueológica. Ya lo advirtió desde el primer momento: su soulería (un fácil guiño lingüístico a la palabra chulería, tan castiza) no conoce fronteras y va a por todas. En su último daño colateral sacado a la venta (hasta la fecha), Olé y Amén, apunta alto: toma el hit de la de Boston, She Works hard for the Money, y lo traduce en Lucha por su dinero (lo que nos parece lo mejor de todo el esperpento). Estamos de enhorabuena porque, lo que viene haciendo es dejar el tan famoso y tarareado de turno en su idioma original y acribillar el resto. Sin embargo, en un alarde de soulería, con Donna Summer ha echado el resto y se ha vaciado interpretativamente, traduciendo toda la canción al castellano, lo que es un evidente signo de madurez musical. No sé dónde está el soul en la reina del disco, pero eso es harina de otro costal. Se lo preguntaré algún día a los catedráticos del funk, que me dirán que éste proviene del soul, o se adereza con él.

El caso es que Antonio Pitingo canta con mucho empeño y dedicación – de eso damos fe – su revisión del tema, y lo que no nos cabe ni la menor duda es que está hablando de la misma protagonista que la de la canción de la reina disco, porque si en la original tenía 28 años plagado de esfuerzo y lágrimas, en la versión flamenca – o chulesca, como se prefiera – lleva luchando 30 años y ya ni le quedan lágrimas para derramar. O sea, que es la misma prota, sólo que en la fantasía musical de Pitingo está aún más cascada por la vida de camarera que va arrastrando desde comienzo de los 80 (a lo mejor de ahí lo de los 30 años de lucha, quién sabe). Seguramente, tanto la habrá nacionalizado el onubense que habrá querido hacerle ese homenaje, viendo las cuentas que todavía le quedan para alcanzar los 67 y los suficientes años trabajados para cotizar el 100% de su pensión. Quizás, también de este artefacto que es Olé y Amén habrá que culpar a Zapatero. Si es que el pobre está metido en medio de todas las trifulcas. Para redondear el círculo con rotring del 1 lo ideal sería que dentro de unos meses, cuando se dé la caída de nuestro Presidente, para las próximas generales Pitingo vaya por los auditorios y palacios de congresos haciendo una revisión de sí mismo y gritando a los cuatro vientos, más chulesco que nunca, Lucho por Zapatero.

p. d. Leído en Días de Radio el 2 de Junio de 2011.

Versión Original:

Versión Imposible:

Anuncios

Un comentario en “SHE WORKS HARD FOR THE MONEY [VERSIÓN IMPOSIBLE # 20]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s