DE LA MANO HACIA EL OTOÑO


copyright: Ángel Gómez Espada @eldelarua

Mi frágil conciencia comienza a necesitar con celeridad el abastecimiento de ciertas fuentes inagotables de belleza:

– la música inabarcable de Yann Tiersen;

– la seda vocalista de Franco Battiato y su sugerencia;

– mojar un par de oreos en el café, dejando que se derrita lentamente;

– los versos infinitos de Luis Muñoz;

– la calma serena de Álvaro Valverde, con el que me reencuentro en las redes sociales – quién lo diría;

– la exquisita madurez de Eloy Sánchez Rosillo, tan mío ya, tan insustituible;

– algún paseo con la cámara a cuestas para reencontrarte con la sorpresa, en algún recoveco que habías visto la pasada primavera y que después no encontraste, cuando el sol se acuesta entre puentes.

– y esa mano, esa mano que me sostiene y me acompaña, que me guía y me calma.

Las ganas de vivir y gozar de lo puro que ese cocktail provoca cuando comienzas a sentir que se angostan los días y se vislumbra desde el cadalso la noche, más negra.

Es hora de nutrirse. Sin duda alguna, principia el otoño. Y presiento que va a ser muy largo, si atendemos a lo exigente y necesitada de nutrientes que está mi frágil conciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s