UNA MISMA FILOSOFÍA

El Cuerno de África se muere de hambre, en Hernani cierra el Museo Chillida-Leku por falta de interés y sobrados intereses, en Londres los disturbios no son en un estadio, en Madrid la policía hace de barrendero y limpia plazas a golpe de mando y en las áreas de servicio, como en una realidad paralela, se acumulan los vehículos de alta gama, de ésos que andan por encima de los 25000 y van hasta las trancas de bicicletas adosadas con soportes especiales y amenazantes, enanos mocosos viendo la última de Disney en el reproductor del asiento del copiloto, tablas de surf en las bacas, prendas de baño minúsculas y toallas para amortiguar el feo que nos hace la arena en las nalgas.

En una cualquiera de éstas, pongamos en una de la A23, a media altura de Portugal, un país europeo como otro cualquiera, se convierte la cola del prepagamento en una auténtica Torre de Babel, donde sobresalen los gritos de una asociación folclórica extremeña, uniformada con la misma camiseta conmemorativa, no sabemos si para no perderse, aunque es imposible que se pierda alguno de ellos con los gritos que meten. Si estuvieran curioseando por el laberinto del Minotauro no hubieran necesitado a Ariadna, ni hilos de ovillo que valgan. Con cuatro voces bien dadas hubieran derribado sus altos muros, arrinconando a la mítica bestia.

Es mediodía. Todo el mundo está sediento y hambriento. Todo el mundo tiene que ir al baño para sus menesteres. Ya sea en francés, en suizo, en portugués o en castellano. En la puerta, agazapados del sol, coches de todas nacionalidades parecen el muestrario de lo que pudo haber sido Matrix y no fue. Porque uno sale de viaje en agosto fuera de su ciudad, aunque sea por unas horas, y se topa con Matrix. Lee los periódicos, mira alrededor ese expositor de cochazos y no concuerdan las imágenes con las palabras. Neo pensaría, en esta situación, que habría tragado la pastilla equivocada, tomaría prestado el primer Audi, y saldría pitando en busca del primer agente Smith. Tras enfrentarse a él, le daría una buena tunda, a ver si así despertaba y reajustaba el sistema, poniendo las cosas en su sitio, porque tiene que haber una de ésas interferencias que, según Morfeo, provocan los déjà-vu, si no, no se explica tanto desatado contraste.

Si uno se pasea por una de estas áreas de servicio, bien sea camino de Marinha Grande o de Conil, recordará los tiempos de bonanza especulativa y derroche de soberbia económica, cuando tocábamos el techo y nuestras nóminas tenían 6 dígitos. Porque es sacar la cabeza del periódico – agorero, retorcido y apocalíptico – y nos damos de bruces con tres Mercedes más grandes que una escultura de Ron Mueck y hay que recurrir a la fecha para cerciorarse de que no estamos en los 90 y de que, por mucho que suene Nirvana por el hilo musical, Cobain hace ya tiempo que la palmó y está jugando a las tres (mejor pongamos a las cuatro) en raya con Amy Winehouse (y ahora todos unimos nuestras manos y decimos al unísono: ¡la pobre!). Y buscamos la fecha en el tique del café para cerciorarnos de que la gasolina no está en escudos, francos o pesetas, sino en petrodólares sobreexpuesta y que, como sucede en las máquinas acumulativas de un jackpot, va ascendiendo su precio con un inagotable goteo, según avanza el minutero y se acerca uno a la costa deseada o al fin de semana proyectado.

Lenguas diferentes, banderas diferentes, sueldos diferentes, impuestos diferentes, pero todos bajo un mismo lema: un cochazo con aire acondicionado y un reproductor para que los niños no den el coñazo. A eso se reduce todo. Recordémoslo cuando demos por concluida nuestra civilización y pongamos el cartel de se traspasa a las generaciones venideras.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s