LOS SUPERPODERES DEL FMI

Ha sido extraer Ronaldo Luís Nazário de Lima la oportuna bolita del bombo, por la que hemos de vernos las caras a doble cuchillo con los franceses en la fase clasificatoria para el próximo mundial, y salir a la palestra la insigne señora Lagarde a decir que España debe abaratar aún más los despidos para salir de la zona chunga en la que nos encontramos inmersos. Lo que se dice un zas-en-toda-la-boca para ir caldeando el doble enfrentamiento futbolístico.

Alguien saldrá diciendo que ambos acontecimientos simultáneos han devenido del azar más azaroso, pero para mí que los del FMI nos tienen algo de inquina retorcida porque arrasamos en todos los deportes. No me extrañaría que tanto Gobierno como Oposición hayan hablado con Nadal para que cediera su número uno durante este berenjenal económico, con el fin de que las casas de apuestas, digo las agencias de calificación, no nos pongan tanto en el punto de mira, que ya parecen francotiradores apostados en las colinas que rodean Grbavica. Eso los ha apaciguado un poco, pero está claro que nos quieren meter el diente y mucho me temo que, como reivindiquemos nuestra superioridad futbolística en Londres el próximo verano, nos van a preparar un rescate en menos de lo que tarda en freírse un huevo.

Abaratar los despidos para crear empleo. Un oxímoron en toda regla. Ya saben, esa figura retórica que en sus propios términos implica una contradicción y que tanto gustaba al gaucho Borges. Valdría destacar aquí ejemplos, para entendernos, como “era rubia natural”, “el futuro de África” o “el casto Strauss-Khan”. Los latinos para esto de los juegos de las palabras y los palabros eran unos cachondos. Y los del FMI han aprendido de ellos a marchas forzadas. Han decidido que, para no acudir al rescate como si de un superhéroe de las finanzas se tratara, toda solución pasa por ese oxímoron, tan ilustrativo de las intenciones de muchos: abaratar los despidos para solventar problemas económicos.

Este superhéroe de la factoría FMI no es un héroe al uso, pues después de salvarte de la quema, de morir atropellado por una locomotora o ahogado en las simas de una catarata – y recibir por ello besos, agradecimientos, aplausos y vítores – te pasa la minuta con intereses.

¿Se imaginan a Batman desglosándonos la factura de nuestro salvamento: tanto por quema de vehículos, destrozo de puentes, kilometraje y gasolina del Batmóvil y uso de pistola-tirolina? Pues algo así hacen estos orates de la economía mundial, pero sin el paseo con el Batmóvil por la ciudad de Gotham. Ellos atemorizan gobiernos y presionan para abaratar despidos, mientras señores de Mordor se frotan las manos, repantigados en sus despachos, con un vaso de whisky al alcance de la mano, regocijándose por la felicísima idea de haberlos invitado a su última fiesta de cumpleaños.

Sus superpoderes mortíferos se reducen a unos cuantos reajustes salariales de empleados, que debe de ser el superpoder más triste del mundo mundial, aunque tiene su practicidad. No resulta letal, pero pone en la calle a miles de familias y deja los escenarios como un cromo, igual que quedaría Metrópolis tras una batalla campal entre Superman y alguno de sus archienemigos más reconocidos. “Oye, Linterna Verde, ¿tú qué poderes tienes?” “¿Yo? Pues tengo un anillo de poder que me confiere control dentro del mundo físico. Y usted, Señora Lagarde?”. “Yo puedo subir las primas de riesgo de 0 a 100 en cuatro segundos”. “¡Ostras Pedrín!”. “¿Mola, Verdad?”. “¡Ya te digo!”, dirá Linterna Verde, que se quedará tocándose su anillo con aire pensativo y gesto de envidia, porque comprende que para salvar al Mundo es mucho mejor un oxímoron – abaratar despidos – que un anillo de poder.

 Publicado en el diario HOY el 7 de Agosto de 2011, p. 25

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s