EL MUSEO DE LOS OBJETOS ROBADOS

Los extremeños, según encuestas, van a quedarse este verano sin vacaciones, con lo que no tendrán tiempo de ver el facsímile. Es una pena, porque estaba deseando quedarme a solas con esta ciudad, que se pasea mucho mejor sin griteríos y sin motos por la calle Menacho. Pero va a ser que no, que habrá rebajas, pero no de gentes; que tendré que salir temprano, aún con el sol maltratándonos, para encontrar un hueco en una terraza; y habrá humos de malhumorados que exhalen un pitillo como si fuera su último deseo en la tierra, y más cuando están sin asueto. Mi amiga Sandra, que trabaja para una agencia de seguros y vive en Issy-Les-Moulineaux – subiendo siempre dirección noreste a la derecha – también ha visto restringida su visita a este litoral de ibéricos porque su economía no le permite montarse en un avión y venir a zambullirse en el resol de las grasas del jamoncito. Es preferible, nos cuenta, que me paguen las vacaciones y seguir dando el callo, a riesgo de que os enfadéis.

Así que he ideado el lugar perfecto para estas vacaciones tan extremeñas: el Museo de los Objetos Robados. La idea me rondaba desde los tiempos del sonoro robo del Códice Calixtino y la respuesta masiva de espectadores que la noticia ha llevado a la Catedral Compostelana me ha convencido. Los turistas se mueren por ver el códice ahora que no está, pero que se han enterado que existe; preguntan por un facsímile, para llevarse la reproducción a casa y fardarle a los amigos de vacaciones. Acho, tengo un facsímile del códice. Y el otro dirá: ¡Lo flipas! ¡Vamos a hacernos unas fotos para colgarlas en el tuenti! Pues eso. Tanta retranca para acabar siendo colgado en una red social con una reproducción de un libraco del que nada sabíamos la gran mayoría, con 23 me gusta y 17 comentarios desde blackberries. Lo máximo. Menos mal que el precio les devuelve a la realidad. No quiero ni pensar qué ocurrirá cuando en Moscú se ponga de moda la ruleta rusa con guía bilingüe o en Texas las visitas a las salas de ejecuciones, donde en vez de inyección letal propongan un chute de morfina por algo más de 40 dólares la sesión.

Acudir a visionar el arte que ya no está con el móvil preparadísimo es deconstrucción al más puro estilo de Derrida. Y esto acontece con la sustracción de un objeto de inapreciable valor, pero del que el turista medio apenas conocía nada. Qué ocurriría si se tratara el robado del Guernica del Reina Sofía y se multiplicaran las ventas de entradas para fotografiar con lo último en generación de hachetecés el hueco que la tabla hubiera dejado. Esos curiosos turistas del vacío estarían escenificando la mayor deconstrucción artística de los últimos lustros. Ni Frank Gehry sería capaz de superar esa voluntad de visualizar la nada, esa necesidad de presenciar la obra de arte in absentia. Ni la decadencia del Foro Palatino podría con esta nueva impronta de turistas de la nada. Captar el vacío, disfrutar de él, relamerse con el tacto de una simple reproducción. Una sensación tan placentera como llegar al 100% de la descarga del último trabajo de nuestro músico favorito.

Así que ya estoy hablando con los de la Junta para obtener un buen local donde ubicar mi Museo de los Objetos Robados, teniendo la ausencia como protagonista, la base sin contenido para la escultura, la sombra de lo que fue para las tablas, la acumulación de polvo original, postales de un blanco absoluto para los souvenires, informes de la INTERPOL – modelo tradicional en cuadernillo de anillas o archivo pdf en USB – para los más atrevidos. Y viendo el éxito arrasador de lo absurdo estoy convencido de que, por fin en Extremadura habrá un Museo que verdaderamente se replete y lo pete, sin necesidad de llenarlo todo con ruinas ingentes, que no caben en la cuadratura del iphone.

p. d. Aparecido en el diario HOY, el 31 de Julio de 2011

Anuncios

2 comentarios en “EL MUSEO DE LOS OBJETOS ROBADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s