38 CANCIONES PARA UNA DECADA (V: 24-20)

24.

Bag of Hummers, Thao Nguyen & The Get Down Stand Down (from We Brave Bee Sting and All, 2008)

Ya en su día la nombramos musa dos anjos pretos, es decir, musa de esta singular rua. Estadounidense de ascendencia japonesa que toca el banjo y con nombre impronunciable… ¿Quién podría resistirse? Además, baila descalza y hace un pop fresco. Algunos valientes dicen que recuerda a Cat Power. ¿Y qué?

23.

 Evil, Interpol (from Antics, 2004).

Otro grupo, neoyorquino, que ha aparecido en esta década, dando que hablar, a la estela de los éxitos de los Artic Monkeys o The Strokes, aunque con influencias a lo Bauhaus. Pero bien es cierto que el comienzo colosal y embaucador de este tema recuerda mucho más al bajo de Kim Deal. Si bien en directo pierden efectividad en la voz lo ganan en contundencia instrumental. Una estupenda canción con un video promocional a la altura.

22.

Home and Dry, Pet Shop Boys (from Release, 2002)

Nunca han sido los reyes del pop, pero han sabido hacerse un sello inconfundible, lo que es harto difícil en los años que corren. Dentro del panorama pop británico no hay quien les tosa, y, aunque con numerosos y sonados altibajos, han sabido reinventarse y han envejecido honrosamente, lo que no es fácil dentro de este estilo tan maltratado. Es una canción absolutamente deliciosa, que podría definir por sí sola la evolución de este grupo después de haber pasado su moda en los finales de los ochenta. Sin artilugios ni oropeles, Home and Dry entra en la primera escucha para quedarse. Una canción sencilla, pero imprescindible.

21.

Mama, Won’t You Keep Them Castles In The Air and Burning?, Claps Your Hands Say Yeah (from Some Loud Thunder, 2007).

Cuando ya parecía que se los había tragado la tierra y que no había nada que hacer con ellos en nuestro país, el último anuncio de una importante empresa de tarjetas de pago los ha recuperado. Si bien es cierto que su segundo trabajo queda muy lejos del flash del primero, este tema sobresale y hace que merezca la pena darles otra oportunidad. Las referencias dylanianas son evidentes y sientes la necesidad de escucharla de nuevo, cuando concluye. Los cuatro minutos se quedan cortos. Sólo les falta que una discográfica se preocupe verdaderamente por ellos.

20.

How Can I Love U If You Won’t Lie Down, Silver Jews (from Tanglewood Numbers, 2005)

Otra banda neoyorquina, con poca fortuna en nuestro país (dice mucho que no haya entrada castellana en la sacrosanta Wikipedia) de trayectoria irregular pero con una canción irrefutable, de apenas dos minutos, lo que la mejora. A pesar de que su singladura comienza a mediados de los noventa no es hasta comienzos de este siglo que se consigue saber de ellos. Si bien se habla de su cabeza pensante, David Berman, como ejemplo de autodestrucción, tanto la canción como el disco expresan un renacer, tras el anterior intento de suicidio del cantante. Podríamos decir que es el Friday, I’m in Love de esta gente. Suena de muerte (si me aprecian la licencia).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s