I DROVE ALL NIGHT [VERSION IMPOSIBLE #2]

Hay canciones que pierden la identidad de su compositor cuando son adaptadas y llevadas a la fama por quien realiza una versión. Hay infinidad de casos y supongo que en las próximas semanas ustedes dirán eso de ah, pues yo pensaba que la original era de fulano.

Es el caso de la canción que nos ocupa hoy, I drove all night. Se dice que sus autores, Tom Kelly y Bill Steimberg, la compusieron en un primer momento para el entonces renovado Roy Orbison y que fue el de Vernon el primero en registrarla, sólo que su muerte pocos meses después hizo que se desechara el sacarla como hit y no se puso ésta en el mercado hasta finales del 91, con un video protagonizado por dos jóvenes actores, entonces exitosos: Jason Prestley y Jennifer Conelly.

Así, finalmente, se la dieron a Cynthia Ann Stephanie, que para aquél entonces ya había vendido más de 30 millones de discos y había sido la primera mujer que había colocado 4 temas de un mismo álbum en el TOP5. A la que todos hemos conocido como Cyndi Lauper. La neoyorquina la hizo single y un verdadero éxito de radio fórmulas con variadas versiones extendidas aptas para discotecas. Y protagonizó un clip memorable, con aquella escena de película pasando por su cuerpo desnudo y danzarín dentro de una estética David Lynch asfixiante.

El trinomio Nelly-Steimberg-Lauper ya había dado momentos singulares a la historia del pop con el tema True Colors, por ello no es difícil pensar que la eligieran por sus particularidades vocales, que la llevó a la fama en 1989, cuando la puso como primer sencillo de su A night to remember. No fue ése el único tema que firmaron los tres. Se añadían cinco más.

Sin embargo, el carisma de la Lauper ya no era el del chispazo juvenil. El disco pasó sin mucha gloria. Únicamente una canción con la fuerza de I drove all night resaltó y le valió una nominación para los grammies. Los 80 estaban expirando y la batalla que los rotativos habían puesto sobre la palestra entre los dos iconos pop Madonna y Lauper había terminado declinándose hacia el lado de la más sensual y la que más gallos hacía en directo, lo que demuestra una vez más que los 80 eran pura estética de carpeta forrada de fotos y que tiran más dos tetas que dos carretas. Aquí y en la China Popular, como dijo el político.

Cyndi Lauper obtuvo así una recompensa a su contribución a la historia del pop de los 80 y pudo incluir otro tema memorable en su repertorio, convirtiéndose con el paso del tiempo en un objeto de culto recordada por ser la que hizo la banda sonora de los Goonies, otro soporífero metraje de Spielberg que hace ahora las delicias de los casi cuarentones por nuestro síndrome eterno de Peter Pan. Pero como le sucediera a Madonna, la inclusión en el cine de la Lauper no fue muy afortunada y tampoco vamos a hacer mucha leña del árbol caído ahora.

Y así llegamos al año 2003, con la de Brooklyn más que olvidada y haciendo giras por Japón. Y llegamos también a una de las decisiones más lamentables que se conocen dentro de este joven siglo. La infumable Celine Dion se alía con la marca Chrysler para quitarle todo el misticismo y encanto a la canción. Como primer corte de su álbum One Heart aparece la versión maldita, que se hace sencillo y es un bombazo, siendo número uno en Canadá, Bélgica y Suecia, mecas de la referencia musical. La responsable de que Di Caprio se ahogara en el Titanic convirtió lo que era un concurso poderoso de octavas en las versiones de Orbison y la Lauper en una suerte de chillidos lamentables con fondo de chundachunda no apta para ochenteros. ¿No hubiera sido mejor que mantuviera en firme su decisión de retirarse de los escenarios en el 99? ¿No fue suficiente con repudiar en el 93 el único éxito de Jennifer Rush, contribuyendo al olvido de ésta un poco más? ¿No había saciado ya su sed destructiva  un año antes a este esperpento ridiculizando el éxito francés Tomber, de un prometedor Gérald de Palmas?

Por lo visto no. El desgarro de la Lauper, tan desaliñado como su mechón caoba, de una mujer que está completamente perdida en la ciudad, que necesita una vía de escape y que la encuentra en la huida hacia el pecado y el deseo, se convierte en los sensuales labios de la Dion en una balada dance-pop donde todo el mundo es feliz y baila porque va a tener sexo seguro esa misma noche, con una facilidad pasmosa, seguramente en el retrete hasta las trancas de cocaína de la discoteca más fashion del momento. Y todo ello acompañado de una estética de video-clip en blanco y negro que la hace mega-delgada.

Comparando ambas canciones, no es difícil suponer por qué la Lauper cada día se va convirtiendo en una artista de culto, mientras que a la otra la recordaremos en unos años por la pastelosa cancioncita de la aún más pastelosa parodia de una tragedia que firmara el filmador de parodias James Cameron.

Y, por lo que habrán adivinado, no será la última vez que la canadiense aparezca por aquí.

p. d. Leído en Días de Radio el 21 de Octubre de 2010

p. d. 2 Versión de Cyndi Lauper:

y la de Celine Dion:

Anuncios

2 comentarios en “I DROVE ALL NIGHT [VERSION IMPOSIBLE #2]

  1. Lo siento, tenía que ponerlo:

    Mis dos centimos: vale que Donner dirigió los Goonies, pero la escribió Spielberg además de producirla.

  2. – … los Goonies, otro soporífero metraje de Spielberg […]

    – La infumable Celine Dion

    – … pastelosa parodia de una tragedia que firmara el filmador de parodias James Cameron.

    Está claro que no coincido con los gustos del autor 🙂

    Por cierto:

    1. Los Goonies son de Richar Donner.

    2. La banda sonora es de Dave Grusin, Lauper sólo canta un par de canciones que aparecen pocos segundos en el film.

    3. Me encanta Cindy Lauper 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s